Marea Rosa Inunda el Zócalo con un millón de voces que claman por un cambio político

Marea Rosa Inunda el Zócalo con un millón de voces que claman por un cambio político

En un día histórico para la Ciudad de México, la “Marea Rosa” afirma haber congregado a un millón de personas en el Zócalo capitalino, según declaraciones de los presentadores Fernando Belaunzarán y Amado Avendaño. Sin embargo, las autoridades de la CDMX contabilizan una cifra significativamente menor, reportando 95 mil asistentes en total. 

El evento, que se desarrolló con una notable participación ciudadana, se destacó no solo por la afluencia masiva, sino también por la paz con la que transcurrió. “La movilización que se llevó a cabo en el Zócalo de la CDMX, tuvo un aforo de 95 mil personas y hubo saldo blanco”, informaron las autoridades locales a través de su cuenta de X. Además, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) mantuvo un operativo de seguridad y vigilancia para asegurar la integridad de todos los presentes.

 

Xóchitl Gálvez y Santiago Taboada, oradores principales de la concentración, hicieron un llamado vehemente a la unidad de la oposición. “En las elecciones está en juego si los siguientes años serán de opresión o libertad”, afirmó Gálvez, apelando a la conciencia de los ciudadanos para poner fin al gobierno de Morena. Sus palabras resonaron con fuerza entre la multitud, subrayando la urgencia de un cambio político en el país.

 

La manifestación en la capital no fue un evento aislado. La “Marea Rosa” replicó su convocatoria en la mayoría de los 32 estados del país, desafiando incluso las adversas condiciones climáticas. En 30 de estos estados, se registraron temperaturas superiores a los 35 grados, lo que no disuadió a los ciudadanos de abarrotar las plazas principales con el distintivo color rosa, un símbolo que Morena ha solicitado a la oposición dejar de usar.

 

A pesar del espíritu mayoritariamente pacífico del evento, no faltaron momentos de tensión. Integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) confrontaron a los asistentes en uno de los accesos al Zócalo, resultando en empujones y jaloneos. Los miembros de la CNTE, conocidos por su postura crítica frente al gobierno, intentaron impedir el acceso de los manifestantes a la Plaza de la Constitución. Este incidente no opacó la magnitud del evento, pero resaltó la polarización política que se vive en el país.

 

Desde el inicio de la transmisión en redes sociales, Belaunzarán y Avendaño insistieron en que un millón de personas se habían congregado en el Zócalo y sus calles aledañas. “Somos un millón de almas en el Centro Histórico, un millón de almas en este Zócalo, gracias a todos, lo logramos”, proclamó Belaunzarán al final de los discursos, generando una oleada de aplausos y vítores entre los presentes.

 

La diferencia en las cifras reportadas por los organizadores y las autoridades ha generado un debate sobre la verdadera magnitud de la convocatoria. No obstante, la imagen de un Zócalo teñido de rosa y abarrotado de ciudadanos comprometidos ha dejado una marca indeleble en la memoria colectiva del país.

 

La “Marea Rosa” no solo es un testimonio del descontento creciente hacia el gobierno actual, sino también un llamado a la acción y a la participación democrática. En un contexto de polarización y desafíos, la voz de los ciudadanos se alza con fuerza, demandando un futuro de libertad y justicia. La movilización de ayer, más allá de las cifras, simboliza la esperanza de un cambio profundo en el panorama político de México.

Cuestiones de Política 

Directorio

Multitudinaria Marcha por el Día Internacional de la Mujer en Ciudad de México

Miles de mujeres de diversas edades se congregaron en la Glorieta de las Mujeres que Luchan, así como en los alrededores de la Plaza de la Revolución y la Avenida Paseo de la Reforma, para conmemorar el Día Internacional de la Mujer.

Los primeros grupos comenzaron a llegar al Zócalo capitalino alrededor de las 18 horas, donde familiares de víctimas y sobrevivientes de violencia machista compartieron emotivos testimonios. En un esfuerzo por derribar las vallas metálicas que protegen Palacio Nacional y la Catedral Metropolitana, un grupo de mujeres con el rostro cubierto se enfrentó a la seguridad.

La marcha, liderada por familiares de víctimas de feminicidio y desaparición, partió desde la Glorieta de las Mujeres que Luchan alrededor de las cuatro de la tarde. A su paso por Paseo de la Reforma, avenida Juárez, Eje Central y 5 de Mayo, los contingentes avanzaron lentamente debido al gran número de participantes, mientras batucadas y mujeres entonaban cánticos de protesta.

Sin embargo, en algunos tramos de Paseo de la Reforma y avenida Juárez, algunas manifestantes encapuchadas vandalizaron puestos de periódicos, estaciones del metrobus y realizaron pintadas en establecimientos comerciales y sucursales bancarias, mientras coreaban consignas como “Vivas nos queremos”, “México feminicida” y “No es no”.

En medio de la multitud, se podían observar a adolescentes, jóvenes y abuelas portando carteles con mensajes como “¡basta ya, basta de violencia!”, así como playeras y pañuelos morados en apoyo a la igualdad de género y al movimiento feminista.

El cierre de las principales estaciones del Metro y Metrobús, incluyendo la línea 7 del Metrobús desde Glorieta Violeta hacia el Ángel de la Independencia, así como las estaciones del metro Hidalgo y Zócalo, afectó el tránsito en el centro de la ciudad.

A pesar de ello, grupos como la colectiva de Hijas de Atenea avanzaron desde la Glorieta de las Mujeres que Luchan hacia el Zócalo capitalino, mientras miles de mujeres se unían a la marcha desde estaciones del metro cercanas como San Cosme y Balderas.

El color morado, rosa y verde, emblemas de la lucha feminista, predominaba en Paseo de la Reforma, avenida Juárez y sus alrededores, donde las manifestantes exhibían pancartas con consignas como “No somos histéricas, somos históricas” y “Que ser mujer no nos cueste la vida”.

En la Glorieta de las Mujeres que Luchan, epicentro de la movilización, se escucharon desgarradores relatos de familiares de víctimas y sobrevivientes de violencia machista, así como muestras de solidaridad y apoyo por parte de las demás manifestantes.

En el Zócalo, un grupo reducido arremetió contra las vallas metálicas que protegen Palacio Nacional, mientras otras manifestantes celebraban su acción y coreaban consignas de apoyo.

A pesar de los incidentes, la marcha transcurrió en su mayoría de manera pacífica, dejando un claro mensaje de unidad y exigencia de justicia para las mujeres mexicanas.

Córdova Advierte sobre Amenazas a la Democracia en Marcha Histórica

En una jornada que marcó un hito en la movilización ciudadana, el exconsejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, encabezó la “Marcha por Nuestra Democracia”, alertando sobre amenazas a las instituciones y llamando a la ciudadanía a participar activamente en las elecciones del próximo 2 de junio. Bajo un cielo lleno de pancartas a favor de la democracia y el INE, el Zócalo capitalino se convirtió en el epicentro de un llamado a la defensa de la democracia.

La multitudinaria marcha partió del Monumento a la Revolución y atravesó la Ciudad de México, congregando a cientos de miles de personas vestidas de blanco y rosa, en una muestra de unidad y compromiso con los valores democráticos. Durante el recorrido, se escucharon consignas a favor de la democracia y en contra del presidente López Obrador, evidenciando la diversidad de opiniones presentes en el evento.

Frente a un Zócalo repleto, Córdova Vianello pronunció un discurso de casi 30 minutos, donde hizo un llamado a la defensa de la democracia ante las amenazas que, según él, provienen del poder ejecutivo y la mayoría legislativa. Hizo hincapié en que la vida democrática va más allá del voto libre y abordó diversos aspectos, como el derecho a acudir a los jueces en caso de ataques, el acceso a la información pública, garantías para el ejercicio periodístico y la posibilidad de que la Suprema Corte anule leyes anticonstitucionales.

Frente a las vallas del Palacio Nacional, forradas con mantas que rezaban “#VotoLibre” y “Nuestra Democracia no se toca”, Córdova Vianello denunció las intenciones de minar la democracia, haciendo hincapié en que la democracia no es un regalo del poder sino el resultado de una lucha social que ha perdurado durante 40 años.

El exconsejero del INE criticó las iniciativas presentadas el 5 de febrero por el presidente Andrés Manuel López Obrador, que, según él, buscan destruir las instituciones autónomas para devolver las tareas al Ejecutivo. Subrayó que las pruebas de la amenaza de un “proyecto de regresión autoritaria” están en la persecución política, reducciones presupuestales y amenazas de desmantelar instituciones.

En un tono firme, Córdova Vianello reprobó la pretensión de dividir a la sociedad entre “el pueblo y sus enemigos”, calificándola como falsa, artificial y profundamente autoritaria. Llamó a recordar que la sociedad mexicana no puede dividirse en blanco y negro, y rechazó la concentración y perpetuación del poder, advirtiendo sobre la reinstauración autoritaria.

El exconsejero del INE instó a los aspirantes presidenciales y partidos a someterse a la Constitución y la ley, recordando que la ley es la ley. Resaltó la obligación de los gobernantes de someterse a la Constitución y a los límites que esta impone, mientras reafirmó el deber de los ciudadanos de participar en elecciones libres y auténticas.

En defensa de la independencia y autonomía del servicio profesional del INE en la organización de las elecciones, Córdova Vianello llamó a los ciudadanos a participar como funcionarios de casilla, observadores electorales y a votar masivamente el 2 de junio. Concluyó el evento con vivas a la Constitución, la democracia, las instituciones y a un México incluyente, mientras las campanadas de la Catedral Metropolitana resonaban en el fondo.

Con una participación masiva estimada en 700 mil personas según los organizadores, la “Marcha por Nuestra Democracia” se erige como un llamado contundente a la defensa de los principios democráticos en México. A pesar de la ausencia de la candidata de la coalición PAN-PRI-PRD, Xóchitl Gálvez, la presencia de dirigentes de distintos partidos y la diversidad de participantes subrayan la relevancia y la urgencia de la defensa de la democracia en el país.