Conagua da alerta de riesgo de torbellinos y tornados en principalmente ocho estados

Conagua da alerta de riesgo de torbellinos y tornados en principalmente ocho estados

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) ha emitido una alerta significativa debido a la posible formación de torbellinos o tornados en ocho estados de México. Esta advertencia surge a raíz de una combinación de factores climáticos, incluyendo una línea seca, canales de baja presión, aire inestable superior y un chorro subtropical, que juntos podrían desencadenar estos fenómenos severos. 

Los estados en riesgo son Coahuila, Nuevo León, San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Tlaxcala y Puebla. El SMN ha indicado que estos estados podrían experimentar torbellinos o tornados, acompañados de vientos fuertes capaces de derribar árboles y estructuras como anuncios espectaculares.

 

En particular, se espera que Coahuila, Nuevo León, San Luis Potosí y Guanajuato sufran rachas de viento de entre 50 y 70 kilómetros por hora, incrementando la posibilidad de torbellinos o tornados. Por su parte, Querétaro, Hidalgo, Tlaxcala y Puebla podrían experimentar vientos de 40 a 60 kilómetros por hora, también susceptibles de causar estos fenómenos.

 

La Conagua ha explicado que la línea seca sobre Coahuila, en interacción con un canal de baja presión en el noreste del país y la corriente en chorro subtropical, provocará chubascos y lluvias fuertes con descargas eléctricas y granizo en estas regiones. Estos factores meteorológicos no solo aumentan el riesgo de torbellinos y tornados, sino que también podrían resultar en condiciones de clima adverso que afecten la vida cotidiana de los residentes.

 

Adicionalmente, los canales de baja presión presentes en la Mesa del Norte, la Mesa Central y el sureste de México producirán chubascos y lluvias fuertes con posibles granizadas en varias áreas del norte, occidente, centro, oriente, sur y sureste del país.

 

La Conagua ha anunciado que estas condiciones prevalecerán hasta el miércoles 29 de mayo. En específico, para el domingo, se espera la posible formación de torbellinos o tornados en San Luis Potosí, Querétaro, Hidalgo, Tlaxcala y Puebla con rachas de viento de 50 a 70 kilómetros por hora. El lunes, el riesgo se trasladará a Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, donde se anticipan vientos de 60 a 80 kilómetros por hora.

 

Para el martes, los estados en alerta serán Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y Zacatecas, nuevamente con vientos de 60 a 80 kilómetros por hora que podrían desencadenar tornados. Finalmente, el miércoles, se espera que Coahuila, Zacatecas, Aguascalientes, Jalisco y Guanajuato enfrenten vientos fuertes similares, manteniendo el riesgo de estos fenómenos.

 

En un comunicado, la Conagua instó a la población de estas regiones a mantenerse informada y tomar precauciones necesarias ante los posibles impactos de estos eventos meteorológicos. Las autoridades locales y nacionales están en alerta para brindar apoyo y respuesta inmediata en caso de emergencias derivadas de los fuertes vientos y las condiciones climáticas severas.

 

Es crucial que la población siga las recomendaciones de protección civil y esté atenta a los boletines meteorológicos emitidos por las autoridades. Se recomienda asegurar objetos que puedan ser arrastrados por el viento, evitar refugiarse debajo de árboles y estructuras inestables, y mantenerse informados a través de medios oficiales.

 

Con esta advertencia, la Conagua busca prevenir daños y proteger la vida de los ciudadanos frente a estos eventos meteorológicos potencialmente devastadores. La colaboración entre las autoridades y la ciudadanía será clave para mitigar los riesgos asociados a la formación de torbellinos y tornados en las regiones afectadas.

Cuestiones de Política 

Directorio

Escasez de agua en la CDMX, Un llamado a la Conciencia Ciudadana

En medio de una preocupante baja presión de agua que afecta a todas las alcaldías de la Ciudad de México, Rafael Bernardo Carmona Paredes, Coordinador General del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), hizo un urgente llamado a la población para que adopte medidas responsables en el consumo de este vital líquido durante esta época del año.

La situación se torna más crítica en zonas como Azcapotzalco, Miguel Hidalgo y Álvaro Obregón, donde colonias experimentan cambios notables en el suministro de agua, en contraste con la abundancia a la que estaban acostumbrados gracias al Sistema Cutzamala. Carmona Paredes explicó que durante 2019 se recibían mil 100 litros por segundo de este sistema, pero actualmente se cuenta con la mitad de esa cantidad.

La reducción en el suministro de agua se siente en todas las alcaldías, aunque de manera desigual debido a factores como ubicación geográfica, distancia y dependencia del líquido proveniente del Sistema Cutzamala. El coordinador del Sacmex expresó su esperanza de no enfrentar más cambios en la cantidad de agua recibida durante los meses sin lluvia. Sin embargo, destacó la intención de incorporar paulatinamente caudales de pozos a la red para paliar la situación.

En respuesta a la preocupación ciudadana, Carmona Paredes señaló que se han realizado esfuerzos en conjunto con la autoridad federal y la Secretaría del Agua del Estado de México para extraer de manera cuidadosa el agua disponible en el Sistema Cutzamala. Este almacenamiento se encuentra en niveles históricamente bajos debido a la escasez de lluvias en los últimos años. La gestión planea garantizar el suministro de agua hasta el inicio de la próxima temporada de lluvias, programada para mayo o las primeras semanas de junio.

A pesar de la disminución generalizada en el abasto de agua en la zona poniente de la Ciudad de México, Carmona Paredes subrayó que los efectos son desiguales. Colonias cercanas a Naucalpan, por donde ingresa el agua de los sistemas Lerma y Cutzamala, se ven menos afectadas que aquellas más distantes. Sin embargo, resaltó que se han realizado ajustes y reparaciones para calibrar la red, logrando recuperar el suministro de agua en algunas colonias afectadas.

Para contrarrestar la baja presión, se anunció un plan integral que incluye trabajos de rehabilitación y reparación de tuberías en la ciudad. Se espera incorporar 650 litros por segundo adicionales a la red a partir de la primera quincena de febrero, alcanzando los 1950 litros por segundo para finales de mayo. Estos esfuerzos se suman a programas de cosecha de agua de lluvia y tratamiento de aguas residuales para garantizar el abasto a largo plazo.

El Coordinador del Sacmex enfatizó que estas acciones deben ir de la mano con un cambio en los hábitos de consumo de agua por parte de la ciudadanía. Subrayó la importancia de la responsabilidad colectiva para preservar este recurso esencial.

Por su parte, el Sacmex informó que la baja presión del agua en las alcaldías de Coyoacán, Magdalena Contreras y Tlalpan se debe a la reducción del suministro del Sistema Cutzamala desde el pasado 12 de enero, llevada a cabo por la Comisión Nacional del Agua (Conagua). Ante esta situación, se reforzará la estrategia de distribución equitativa del agua en colaboración con las tres demarcaciones, con el objetivo de minimizar las afectaciones y buscar soluciones técnicas pertinentes. La población está llamada a ser parte activa en la conservación de este recurso vital, especialmente en tiempos de escasez.

Desafío Hídrico en el Edomex: Nueva Reducción al Suministro de Agua

En medio de un panorama de sequía y desafíos en el suministro de agua, 16 municipios del Estado de México se ven impactados por una nueva reducción en el Sistema Cutzamala, afectando a 420 mil personas.

La Secretaría del Agua del Estado de México (SAEM) ha emprendido una serie de medidas para abordar esta situación, que incluyen el aprovechamiento de nuevas fuentes de agua, el combate al huachicoleo y la implementación de 22 obras hidráulicas.

Los municipios afectados, entre ellos Acolman, Ecatepec, Toluca, y Naucalpan, se han visto convocados a asumir medidas de conservación del vital líquido. La SAEM busca una distribución equitativa del agua, instando a los organismos municipales a generar políticas de equidad en el abasto y priorizar el consumo humano para necesidades básicas.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) había anunciado la reducción del caudal del Sistema Cutzamala de 9.2 a 8.2 metros cúbicos por segundo desde el 12 de enero. Ante esta situación, la SAEM implementará 22 obras hidráulicas para aliviar la escasez del agua, enfocándose especialmente en comunidades más vulnerables.

Desde Naucalpan hasta Cuautitlán Izcalli y Atizapán de Zaragoza, los organismos del agua han instado a la población a adoptar medidas de conservación, dado el “descenso alarmante” en las presas del Sistema Cutzamala.

El primer recorte del 2024, y el tercero desde el 2022, ha generado preocupación en 13 alcaldías de la Ciudad de México y ha afectado a aproximadamente 20 millones de habitantes.

En un comunicado de la Comisión del Agua del Estado de México (Caem), se explicó que la reducción responde a las condiciones de sequía en el centro del país, afectando los embalses del Sistema Cutzamala. El descenso del suministro pasó de 9.5 a 8.0 metros cúbicos por segundo, generando una alerta en los organismos del agua que buscan mitigar el impacto en la población.

Huixquilucan, por ejemplo, experimentará una reducción del 50% en el suministro y presión en las líneas de agua potable. Colonias densamente pobladas como Interlomas, Bosques, y comunidades populares, se verán afectadas. En Cuautitlán Izcalli, Operagua hace un llamado urgente a la población para tomar medidas de conservación, destacando el compromiso en garantizar el suministro de agua.

En Atizapán de Zaragoza, Sapasa continúa aplicando medidas de apoyo a la ciudadanía, como tandeos estratégicos y la distribución de agua a través de pipas. Además, se llevan a cabo trabajos de rehabilitación de pozos y la perforación de nuevos, buscando paliar la reducción del suministro.

Ante este desafío hídrico, la SAEM también hace un llamado a la ciudadanía para reportar fugas, falta de servicio y venta ilegal de agua, promoviendo la participación activa en la preservación del recurso. En este contexto, las acciones de las autoridades y la conciencia ciudadana se convierten en elementos clave para superar este desafío y garantizar el acceso sostenible al agua en la región.