‘El Mochomo’ Sigue Tras las Rejas y Bajo Nueva Investigación: FGR

La Fiscalía General de la República (FGR), dirigida por Alejandro Gertz Manero, despejó las dudas generadas por informaciones sobre la supuesta liberación de José Ángel “C”, conocido como ‘El Mochomo’. La FGR confirmó que el presunto responsable de la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero, permanece en prisión y está siendo investigado por nuevos cargos relacionados con delitos contra la salud.

El domingo 11 de febrero, la Fiscalía emitió un comunicado oficial a través de sus redes sociales, desmintiendo categóricamente los rumores sobre la liberación de “El Mochomo”. Afirmaron que José Ángel “C” se encuentra recluido en un Centro Federal de Readaptación Social, específicamente en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México.

La institución también aclaró que, a pesar de versiones que indicaban lo contrario, no se ha dictado ningún auto de libertad en favor de “El Mochomo”. Además, confirmó que sigue enfrentando cargos por delincuencia organizada y desaparición forzada, relacionados con el caso Ayotzinapa.

La FGR resaltó que en octubre de 2023, un juez federal exoneró a José Ángel del delito de delincuencia organizada en otra causa penal. Sin embargo, esta sentencia aún no es firme, ya que el Ministerio Público Federal impugnó la resolución. El proceso se encuentra actualmente bajo estudio del Segundo Tribunal Colegiado de Apelación en Materia Penal del Estado de México.

La dependencia también informó que, en el área de Delincuencia Organizada, se recibió información oficial de las autoridades estadounidenses sobre presuntos delitos contra la salud cometidos por “El Mochomo”. Esto llevó a la apertura de otro procedimiento penal en septiembre de 2020, donde un juez federal vinculó a proceso a José Ángel. Sorprendentemente, en octubre de 2023, otro juez federal emitió una sentencia absolutoria, decisión que fue apelada de inmediato por la FGR y se encuentra en trámite.

La Fiscalía insistió en que la información sobre la supuesta liberación se refiere a un acuerdo que se determinó hace más de cuatro meses y que no favorece al procesado para obtener su libertad por los delitos cometidos en el caso Ayotzinapa.

José Ángel “C”, conocido como ‘El Mochomo’, es hermano de Sidronio Casarrubias Salgado, presunto líder del cártel Guerreros Unidos. Este cártel ha sido señalado como responsable de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, y el gobierno federal, al reabrir la investigación, ha buscado identificar y responsabilizar a los principales involucrados.

Es crucial destacar que “El Mochomo” ya había presentado un amparo anteriormente, el cual fue desestimado por el Poder Judicial. Sin embargo, con el tiempo, un juez de distrito determinó que José Ángel debería ser absuelto, generando incertidumbre en el desarrollo del caso.

La nueva información proporcionada por la FGR revela que se ha abierto otro procedimiento penal contra “El Mochomo” por delitos contra la salud, basado en datos proporcionados por autoridades estadounidenses. Esto podría prolongar su permanencia en prisión mientras se lleva a cabo la investigación.

Justicia para Lorenza Cano, Capturan a Presuntos Responsables

En un giro esperanzador en el caso de la desaparición de Lorenza Cano Flores, buscadora de Salamanca, la Fiscalía de Guanajuato anunció la detención de los presuntos responsables de este crimen que ha conmovido a la comunidad.

Los implicados fueron identificados como José Adrián, alias ‘El Adri’, y José Iván, alias ‘El Güero Pericles’, quienes enfrentarán cargos por desaparición cometida por particulares y homicidio calificado.

Este trágico episodio se remonta al 15 de enero, cuando un grupo armado ingresó a la residencia de Lorenza Cano, cobrando la vida de su esposo e hijo y llevándola consigo. La noticia estremeció a la población y generó una intensa búsqueda por parte de las autoridades y la sociedad civil.

La Fiscalía, a través de un comunicado, detalló que los imputados llegaron al domicilio de las víctimas en busca de un hombre no identificado. Ante la ausencia de esta persona, decidieron perpetrar los homicidios y, posteriormente, secuestrar a Lorenza. Los individuos emprendieron la huida con dirección a Villagrán.

La detención de José Adrián y José Iván es un paso significativo en la búsqueda de justicia para Lorenza y su familia, pero las autoridades subrayaron que la labor de búsqueda continúa de manera incesante. Además, anunciaron que se proporcionará más información durante las audiencias en las que se resolverá la situación jurídica de los detenidos.

La captura de estos presuntos responsables también fue acompañada de la acción urgente del Comité de la ONU contra la Desaparición Forzada (CED). Este organismo internacional reconoció la desaparición forzada de Lorenza Cano Flores y emitió un llamado al Estado mexicano para establecer un plan integral de búsqueda. La CED solicitó identificar al grupo de hombres armados involucrados en el secuestro y asesinato, garantizando la participación activa de la familia en las labores de búsqueda.

La noticia de la detención y las acciones de la ONU brindan un rayo de esperanza en medio de la tragedia, pero también destaca la urgencia de abordar la violencia contra las buscadoras, un fenómeno que ha cobrado fuerza en la región. La captura de los presuntos responsables es un paso hacia la rendición de cuentas y la justicia, pero también resalta la necesidad de fortalecer los mecanismos de protección para quienes dedican sus vidas a buscar a sus seres queridos desaparecidos.

El caso de Lorenza Cano se une a otros lamentables episodios de violencia contra buscadoras en Guanajuato y refuerza la importancia de abordar este problema de manera integral. La sociedad civil, los colectivos de búsqueda y las autoridades deben unirse para erradicar la impunidad y brindar seguridad a quienes, movidas por el amor y la necesidad de justicia, se embarcan en la difícil tarea de encontrar a sus seres queridos desaparecidos.

Lorenza de 55 años de edad y su hija se habían unido al colectivo en el año 2018 con motivo de la desaparición de su hermano José Francisco Cano Flores, el cuál desapareció el 17 de agosto de dicho año.

Integrantes del colectivo salmantino señalaron que Lorenza era de las personas más participativas ya que tenía mucha ilusión de reencontrarse con su hermano.

La historia de Lorenza Cano, marcada por la tragedia y la valentía, ahora encuentra un nuevo capítulo en el camino hacia la verdad y la justicia.