Suegro de Álvarez Máynez entre los 250 Intelectuales que se manifiestan a favor de Xóchitl Gálvez

Suegro de Álvarez Máynez entre los 250 Intelectuales que se manifiestan a favor de Xóchitl Gálvez

En un movimiento significativo de respaldo político, Rubén Aguilar Valenzuela, suegro del candidato presidencial de Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Máynez, se encuentra entre los 250 académicos e intelectuales que han expresado su apoyo a Xóchitl Gálvez, aspirante de la coalición Fuerza y Corazón por México. Este grupo ha manifestado su preocupación por la “amenaza a la democracia” que, según ellos, representa la continuidad de Morena en el poder, de cara a las elecciones del próximo 2 de junio. 

Rubén Aguilar Valenzuela, conocido por su papel como exvocero del expresidente Vicente Fox, firmó un desplegado en el que él y otros académicos e intelectuales explican sus razones para apoyar a Gálvez. “Hemos decidido manifestarnos públicamente debido a que el gobierno de López Obrador y su partido pretenden extender la deriva autoritaria durante el próximo sexenio, lo que significa una grave amenaza para la democracia. Ello implica la continuidad de la corrupción política y una creciente inseguridad que ha dejado buena parte del país a merced del crimen organizado”, se lee en el documento.

 

La declaración subraya una confrontación crucial en las próximas elecciones: “Frente a la uniformidad gris y autoritaria del obradorismo, apoyamos la pluralidad multicolor de la oposición. Por estas razones, llamamos a votar por Xóchitl Gálvez”.

 

Rubén Aguilar Valenzuela tiene una carrera destacada en el ámbito político y académico. Desde 1991, es socio y fundador de AFAN Consultores Internacional, donde ocupa el puesto de presidente ejecutivo. Anteriormente, fue socio y director del IEEPAC, un despacho de consultoría especializado en procesos de planeación estratégica, diagnóstico institucional e investigación aplicada.

 

Entre 2002 y 2006, Aguilar fue coordinador de la Secretaría Particular del Presidente y de Comunicación Social y Portavoz de la Presidencia de la República, durante la administración de Vicente Fox. Su experiencia y conocimiento del ámbito político mexicano le otorgan una voz autorizada en el debate sobre la democracia y la gobernabilidad en el país.

 

La manifestación de apoyo a Xóchitl Gálvez no ha pasado desapercibida. Claudia Sheinbaum, candidata presidencial de Morena, desestimó la importancia del respaldo académico, afirmando que “ya se sabía que ellos apoyaban al PRIAN y que no hay ninguna novedad”.

 

En su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador criticó duramente a los académicos firmantes, calificándolos de “alcahuetes de la oligarquía corrupta”. “Se atreven a hablar de libertades, acuden a invocar la democracia y en todos ellos o la mayoría, también para no generalizar, al servicio del régimen, vendidos o alquilados, vividores al servicio del régimen de operación, aparentemente académicos, estudiosos, pero nunca defienden al pueblo. Son vasallos, son empleados, serviles de la oligarquía en los países”, afirmó López Obrador.

 

El apoyo de intelectuales y académicos a Gálvez añade una capa de complejidad al panorama electoral. Este respaldo pone de relieve una narrativa de preocupación sobre el futuro de la democracia en México, y sitúa a Gálvez como la figura que podría contrarrestar lo que consideran una amenaza autoritaria.

 

Sarah Aguilar Flaschka, hija de Rubén Aguilar Valenzuela y pareja de Jorge Álvarez Máynez, añade un vínculo personal interesante en este contexto político. La familia se encuentra, de manera indirecta, en el centro de una contienda que promete ser una de las más disputadas de la historia reciente de México.

 

La declaración de los 250 académicos e intelectuales en apoyo a Xóchitl Gálvez representa un desafío significativo para Morena y su continuidad en el poder. A medida que se acercan las elecciones, las voces críticas y los apoyos estratégicos seguirán desempeñando un papel crucial en la configuración del futuro político de México.

Cuestiones de Política 

Directorio

Reaparición de Zedillo y Aznar: Llamado a la Defensa Democrática

El ex presidente mexicano Ernesto Zedillo Ponce de León regresó a la vida pública después de dos décadas, acompañado por el ex presidente español José María Aznar. Ambos líderes políticos hicieron un llamado a la ciudadanía para “proteger la democracia”, en un evento privado organizado por el grupo financiero “Día Actinver” en la Hacienda de los Morales.

El retorno del ex mandatario, quien gobernó de 1994 a 2000, se llevó a cabo en medio de un estricto hermetismo. Zedillo llegó al evento escoltado por guardias privados y elementos de la Guardia Nacional. Durante su participación, destacó la importancia de que la población defienda y crea en la democracia, subrayando que es fundamental evitar caer en “cultos o fanatismos”.

Sin mencionar al actual presidente Andrés Manuel López Obrador, Zedillo señaló las fallas políticas del pasado en varios países que, según él, abrieron espacio para el surgimiento del “populismo”. Alertó sobre los peligros de erosionar la democracia mediante la eliminación sistemática de pesos y contrapesos en el poder público, instando a la protección de la democracia como el principal desafío del país.

Estas declaraciones encontraron eco en José María Aznar, quien enfatizó que los mexicanos no deben ser meros “espectadores” de su progreso, sino “protagonistas”. Aznar abogó por comprender la situación y contribuir a su solución, rechazando la idea de depender solo de “buenos deseos” o optimismo.

Preguntado directamente sobre los cuestionamientos del presidente López Obrador, Zedillo evitó el tema, reiterando su preocupación por la “regresión democrática”. El martes, López Obrador había planteado preguntas críticas sobre la gestión de Zedillo, como la conversión de deudas privadas en deuda pública y la desaparición de los trenes de pasajeros.

El evento concluyó con la salida del ex presidente en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, evitando así las preguntas de los medios de comunicación y rompiendo una racha de más de 20 años sin presentarse en el país.