Crisis entre el PT y Morena por la elección en Coahuila

La disputa entre la dirigencia nacional de Morena y la del PT, por las elecciones en Coahuila, llegó a un punto de no conciliación tras varias semanas de insistencia de Morena para que el PT declinara, que finalmente, este último fijó como postura pública un rotundo no.

A seis días de que concluyan las campañas y nueve días para que ocurran los comicios, la posición fue emitida por el dirigente nacional petista, Alberto Anaya, quien respondió a su homólogo morenista, Mario Delgado, pidiendo la declinación del abanderado guinda a la gobernatura, Armando Guadiana, a favor de su candidato Ricardo Mejía Berdeja.

Alberto Anaya consideró que Guadiana debe declinar por dignidad y asumir su posición en el Senado, pero fue el diputado petista Benjamín Robles, quien de plano abonó a la campaña petista en el estado, con un cuestionamiento al candidato de Morena frecuentemente descalificado por Mejía Berdeja por su edad y presuntos problemas de salud:

“¿Cuándo se ha visto que alguien sano decline por alguien enfermo?”.

Desde la primera semana de mayo, Mario Delgado Carrillo, presidente nacional de Morena, hizo constantes llamados al PT para la declinación. En entrevista con Proceso, publicada ayer, el dirigente morenista inclusive consideró una traición la forma en que la dirigencia de Anaya postuló a Mejía Berdeja (de la que se enteró por los medios de comunicación cuando ya había un acuerdo de coalición firme) y reiteró su condicionamiento de la coalición con ese partido en 2024.

En lo que va del mes, Morena ha puesto especial atención en Coahuila, donde la mayoría de los estudios de opinión reflejan una ventaja para la alianza del PRI-PAN-PRD. En el intento de mejorar las preferencias, Delgado Carrillo convocó a los aspirantes a la candidatura presidencial de su partido a visitar la entidad y apoyar a su candidato Armando Guadiana.

Como se recordará, la segunda semana de febrero, PT y PVEM, respectivamente, anunciaron que no irían en coalición con Morena. PT anunció como candidato a quien hasta el 12 de febrero fue subsecretario de Seguridad en el gobierno federal, Ricardo Mejía, mientras el PVEM integró una coalición con el partido local UDC, abanderando a Evaristo Lenin Pérez Rivera. Los tres candidatos se han manifestado de izquierda y reivindican representar la Cuarta Transformación.

En el contexto, esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió que no se le vinculara, ni se usara su nombre en apoyo a Mejía Berdeja; además, dijo que no tiene relación con él y que, si estuvo en el gobierno, se fue sin siquiera despedirse. En un video a través de sus redes sociales, el candidato del PT respondió con un mensaje respetuoso al mandatario en el que asegura no haber utilizado su nombre ni imagen.

En cuanto a los llamados a la declinación que se han realizado desde Morena, Mario Delgado hizo un esfuerzo final esta semana, ofreciendo un gobierno de coalición aun cuando en términos electorales esta ya no es posible por lo tiempos establecidos en ley y la asignación de la paquetería electoral.

A los reiterados llamados de Mario Delgado, así como de aspirantes presidenciales como Claudia Sheinbaum y Adán Augusto López, se han sumado otras figuras del morenismo, como el presidente del consejo nacional, Alfonso Durazo, funcionarios federales como Ricardo Sheffield, pero dirigidos a la militancia de los partidos PVEM y PT para que apoyen a Guadiana, tras varias semanas de silencio de la dirigencia nacional petista.

“Pedimos que decline Guadiana, quien debe ser el gobernador es Mejía Berdeja”, respondió el dirigente nacional del PT, mientras su candidato anunció que continuará con sus cierres de campaña en las diferentes regiones del estado.

Cuestiones de Política 

Directorio

Post Views: 33