Si el gobierno insiste en limitar la participación del sector privado en la educación, el número de egresados universitarios podría disminuir considerablemente, dicen organizaciones.

El sector productivo del país podría sufrir escasez de capital humano, con una merma de hasta 30 por ciento en la generación de nuevos egresados, sobre todo de carreras técnicas y de ingeniería, dentro de unas tres generaciones académicas, si el gobierno insiste en limitar la participación del sector privado en la educación.

Debido a lo anterior, la Alianza Nacional de Padres de Familia, que agrupa a más de 40 mil afiliados en todo el país, junto con el movimiento Iniciativa Ciudadana, advirtieron que podrían ampararse si el Gobierno Federal ejecuta su proyecto de cancelar o limitar la educación privada e imponer una reforma educativa única.

“México necesita educación de calidad para revertir las afectaciones que ha dejado en los niveles de estudio los tres años de clases en línea que pocos estudiantes, menos del 20 por ciento pudieron aprovechar”, dijo Aaron Lara, coordinador nacional de la Alianza y del movimiento Iniciativa Ciudadana.

Expuso que el déficit de personal calificado se resentiría eningenieros industriales, mecánicos y eléctricos. Asimismo, habría faltantes en las ramas que más utilizan las matemáticas, como actuarios, expertos en digitalización e industrias 4.0, en ingeniería electrónica, computación y mecatrónica.

Aarón Lara enfatizó que existe la intención de que los padres de familia se amparen contra el sistema educativo, y contra iniciativas como la de Igualdad Sustantiva y otras.

Para ello sostendrán una Reunión de Trabajo el próximo martes 18 de abril en el Palacio Legislativo de San Lázaro con el propósito de afinar conclusiones del foro “Día de la Familia en México”, donde además se unificará la agenda Pro Familia.

Dijo que las autoridades educativas deberían centrarse en el nivel de estudios y aprendizaje, pero al parecer los nuevos libros de texto, están más enfocados en imponer una ideologización de la educación y un adoctrinamiento para los niños y jóvenes, advirtió.

El experto consideró que es un despropósito de Marx Arriaga, director de Materiales Educativos de la SEP, querer convencer a las instituciones de educación privada de permitir que sólo el Gobierno imparta una enseñanza de izquierda.

Por su parte la doctora Graciela Ramírez, directora de la organización “Mujeres en Eterna Libertad”, dijo que diferentes organizaciones de padres de familia se estarían uniendo para ampararse ante el nuevo plan de estudios que se derive de la reforma educativa.

Hay empresas en México que les cuesta trabajo encontrar capital humano, y si no se atiende el rezago que dejó la pandemia, podríamos considerar una merma arriba de 30 por ciento en las futuras generaciones de universitarios, destacó.

Cuestiones de Política 

Directorio

Post Views: 116