Sergio Salomón Céspedes, nuevo gobernador sustituto de Puebla

El coordinador de los diputados locales de Morena y líder del Congreso local será el sustituto de Luis Miguel Barbosa tras su fallecimiento.

Puebla tiene nuevo gobernador sustituto. El Congreso local ha nombrado a primera hora de este jueves a Sergio Salomón Céspedes como el elegido para tomar las riendas del Estado hasta diciembre de 2024. La Asamblea ha tomado la decisión menos de 48 horas después de la muerte de Luis Miguel Barbosa Huerta el pasado 13 de diciembre. Céspedes era hasta hace unos días presidente de la Junta de Coordinación Política en el Legislativo estatal y coordinador de la bancada de Morena, el partido al que pertenecía Barbosa.

Céspedes, militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) durante más de tres décadas y antiguo miembro de Movimiento Ciudadano, fue designado por una mayoría de 38 votos a favor y uno en contra entre los 39 diputados presentes. El veterano político ya había hecho públicas sus intenciones de competir por la gubernatura de Puebla en las elecciones de 2024 desde julio pasado. Fue el primero en destaparse.

El Congreso de Puebla, dominado por una mayoría de Morena y sus aliados, avaló la decisión de Céspedes de dar un paso al frente, apenas horas después de que los tres poderes del Estado rindieran homenajes póstumos a Barbosa. En una sesión que se desarrolló en un amplio tramo de la noche del miércoles, el coordinador del grupo parlamentario fue relevado por el diputado Eduardo Castillo López como jefe de la bancada. También lo relevó como presidente de la Junta de Coordinación Política. Céspedes solicitó licencia indefinida para separarse de su curul y poder asumir en el Ejecutivo. Completados los trámites pasada la medianoche del miércoles, el nombramiento se hizo oficial en los primeros minutos del jueves. La votación avanzó por la vía rápida, secreta y sin pronunciamientos ni reservas de la oposición.

Barbosa había llegado al poder después de una elección extraordinaria en agosto de 2019, ocho meses después de la muerte en un accidente de su predecesora, Martha Érika Alonso, del Partido Acción Nacional. El gobernador falleció por “causas naturales”, de acuerdo con un comunicado del Gobierno que encabezaba y que no dio más detalles sobre su deceso. El repentino fallecimiento del político, que padecía de diabetes desde hace más de tres décadas y tenía un estado de salud delicado que lo obligaba a desplazarse en silla de ruedas, forzó una apurada sucesión en Puebla. El Estado ha tenido, por causas de fuerza mayor, seis titulares del Ejecutivo desde diciembre de 2018. Ana Lucía Hill, secretaria de Gobierno de Barbosa, había sido nombrada como encargada de despacho.

Céspedes ha sido presidente de la Comisión de Derechos Humanos y había encabezado la Comisión Permanente del Estado. Abogado de profesión y antiguo alcalde de Tepeaca, a menos de 40 kilómetros de la capital del Estado, también participó en los comités de Atención Ciudadana y de Comunicaciones e infraestructura, según su perfil en la página oficial del Congreso local. Reseñado por la prensa local como un hombre afín a Barbosa, en esta legislatura fue electo por mayoría relativa por el distrito electoral 13 de Tepeaca. El gobernador sustituto no podrá competir en las próximas elecciones en dos años, de acuerdo con lo dispuesto por la Constitución de Puebla.

“Es momento de mantenernos muy unidos: sociedad y gobierno”, escribió Céspedes en sus redes sociales tras los homenajes fúnebres a Barbosa, donde fue uno de los oradores. “Nosotros desde el Congreso vamos a construir juntos, legisladoras y legisladores, certeza para nuestro estado. Puebla, siempre heroica, saldrá adelante”, agregó el hasta ese momento diputado. El político morenista calificó a Barbosa como “un gran reformista, luchador social y hombre de lucha”.

El rápido nombramiento del gobernador sustituto no dejó de ser sorpresivo. La Constitución daba al Congreso la facultad exclusiva de designar un sucesor, de acuerdo con el artículo 57. El ordenamiento legal, al menos en ese apartado, no establecía un plazo específico para tomar la decisión, por lo que algunos diputados de oposición barajaban que la sucesión tomara días o, incluso, semanas. “Ojalá y nuestros diputados en Puebla tengan tantito respeto por la memoria de nuestro compañero Miguel Barbosa que todavía no es sepultado y ya quieren nombrar gobernador sustituto”, escribió el presidente nacional de Morena, Mario Delgado, en Twitter sobre las 22.45 horas.

A las nueve de la mañana del martes empezaron los homenajes a Barbosa, que fue velado primero en el recinto legislativo y después en el Palacio de Justicia. Pasado el mediodía, la esposa del gobernador, Rosario Orozco, pronunció unas palabras en honor a su esposo y cedió su lugar al presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Puebla se despertó el martes en medio de la incertidumbre tras la ausencia inesperada del gobernador y se fue a dormir con la noticia de su muerte. Este miércoles arrancó el día con sendos homenajes póstumos y se irá la cama con un nuevo gobernador. El Congreso poblano guardaba una nueva sorpresa. Céspedes es el nuevo gobernador del Estado.

 

Cuestiones de Política 

Directorio

Post Views: 24